jueves, 27 de marzo de 2008

TU AMOR DE UN DIA

Aquel amor que me ofreciste un día,
habrá de perdurar para tormento,
llanto, pena, dolor y sufrimiento,
de mi tristeza y de mi agonía.

Fue tan breve tu amor, amada mía,
relámpago que rasga el firmamento,
que toda mi ilusión duró un momento,
y breve fue la luz de mi alegría.

Tu amor de un día, mi única fortuna,
cuando creía yo alcanzar la luna,
no habrá de caer nunca en el olvido,

ha de ser imposible que se pierda,
lo habré de recordar, como recuerda
la golondrina su amoroso nido.

4 comentarios:

Maria dijo...

Muy conseguido y lleno de sentimiento Fernando. Felicidades

Fernando dijo...

Gracias María. Agradezco tu visita y tu cariñoso comentario.

Franziska dijo...

Es asombrosa tu facilidad para componer sonetos.

Saludos

RosaMaría dijo...

Qué amoroso requiebro para el amor de un día! Precioso. Pasate por mi blog que tenés un mimo.