domingo, 25 de abril de 2010

SONETO

LA ESTANCIA



Tengo una estancia hueca en mi persona,
donde reina la noche más oscura,
hace brotar de mi alma la amargura,
y es algo que mis ansias aprisiona.

Una obsesión que nunca me abandona,
y que me hace dudar de mi cordura,
que lastima mi noche negra y dura,
y de espinas es áspera corona.

Será, tal vez que el ansia de vivir
ya la siento con fría indiferencia,
y no deseo mejorar mi suerte.

Será, tal vez, el miedo de morir
cuando veo pasar con tal frecuencia,
la afilada guadaña de la muerte.

2 comentarios:

A.Dulac dijo...

Es un grito de un amante de la vida pero sin los sinsabores que ella brinda sin que se los pida nadie ,porque una vez probados no se repite .
Si con lo que se sabe por años se pudiera rehacer el camino andado quizás,sólo quizás pudieses llenar ese vacio de haber vivido sin saborearlo adecuadamente.
Fernando te mando un abrazo y un biquiño de A.Dulac

fernando dijo...

Gracias A. Dulac. Por todo eso que me dices, con tanta razón, y por los biquiños habituales.
Muchas gracias.